Tu lenguaje es tu signo

La poesía es un mundo que se esconde más allá de lo aparente...
Diana Ivizate

sábado, 28 de diciembre de 2013

Sólo me pide café

Sólo me pide café
Había una sombra en mi cama,
me pidió un vaso de agua,
yo me levanté a buscarla y me dio un beso en la espalda,
me volví y la besé.
Y desde entonces la sombra
sólo me pide café:
le ofrezco pasas y queso,
le llevo flores y miel,
pero me mira extasiada
y me reclama el café.
Esta sombra desvelada,
que quiere verme volver
a mi regreso del baño,
me he cubierto con un paño
la ferviente desnudez
y me ha pedido que vaya,
desnuda, a por el café.
He cumplido su demanda,
con el deseo en la piel:
pongo la taza caliente sobre la mesa de noche
y la sombra se me esconde...entre los pies,
sube, escala juguetona,
lame la sabia de mí,
y luego me deja así,
apretada con mi almohada,
en el techo la mirada,
relajada y confundida...
Quiero esta sombra en mi vida,
aunque sea de pasada.
(Diana María Ivizate González,  Hallar el sitio,  Miami, Editorial Homagno, 2008)

Publicar un comentario